"LAS MONEDAS DE LA SUERTE"

Descripción
Galería


Durante los tiempos republicanos, los juegos de azar constituyeron una distracción recurrente para la población de la isla, llegando en ocasiones a constituir un verdadero vicio que alcanzó su mayor incremento con la lotería, la charada y la bolita, así como con los llamados juegos de salón, que proliferaron en todas las sociedades de recreo y tuvieron su máxima expresión en las mesas de póker y otros juegos de cartas o dados, las máquinas traganíqueles y por último en las ruletas de los grandes casinos.

Una variante de dichos juegos de azar, de menos importancia pero de gran interés para los interesados en las fichas cubanas, fueron las llamadas  “monedas de la suerte”, utilizadas por los clientes de los bares habaneros para jugarse el importe de los tragos que consumían.

Presentan estas piezas un anverso común para todas en el que destaca una gran flecha junto a la siguiente inscripción: “Gira que gira sin saberse para donde tira. Paga Ud. Moneda de la Suerte”. En el reverso, además de la leyenda comercial propagandística de la casa emisora (generalmente el bar donde se usaban) aparece un pequeño punto que sobresale en el centro, a modo de pivote, permitiendo hacerlas girar sobre una superficie plana dependiendo del impulso inicial que se les suministre.

El juego consistía en que uno de los bebedores-jugadores  hacía girar la ficha y al detenerse ésta, aquel a quien apuntara la flecha tenía que pagar lo consumido. En realidad en este juego, existía algo así como una suerte inversa, porque el agraciado era el que tenía que hacerse cargo de la cuenta mientras los demás bebían de gratis. Así confiando en su suerte muchos terminaban ebrios mientras disfrutaban más del juego en sí que de la bebida misma.

Al parecer el creador de este ingenioso mecanismo que estimulaba el consumo fue el dueño de la “La Bodeguita del Medio”. Posteriormente diversos comerciantes de la capital del país, aunque el tipo de su negocio nada tenía que ver con la bebida o el juego, emitieron este tipo de ficha como una simple propaganda comercial. Se fabricaron  unas en aluminio y otras en latón, todas con un mismo diámetro de 32 milímetros, seguramente en un mismo  taller, posiblemente norteamericano dado la fuerte relación comercial que existía por entonces entre los dos países. Se cree que las de latón fueron anteriores a las de aluminio, y especulando sobre su fecha de acuñación, se estima que surgieron en la década del cuarenta  del pasado siglo. Se comprueba este hecho, por lo menos, con la ficha de la Bodeguita del Medio, que fue inaugurada en 1942. La empresa Ambar Motors, que también las emitió, se estableció en Infanta y 23 en el mes de enero de 1949. Otro ejemplo, el restaurante La Reguladora, cuya imagen ilustra esta página, aunque existía como tal desde décadas anteriores  en otro sitio de la ciudad, se instaló adicionando un lujoso bar en el local de Amistad # 412 en agosto de 1952.


Detalles sobre la muestra:

Aunque no fueron muchas las que existieron  hemos decidido preparar una página específica para este tipo de fichas porque por su naturaleza se diferencian  totalmente de las restantes incluidas en esta temática.

Dado que como vimos anteriormente el diseño del anverso se repite en todas nos limitaremos a incluir su imagen solo al inicio de la galería, en que aparece una ficha de aluminio y otra de latón. A continuación presentaremos solo los reversos que son los que contienen el nombre del negocio emisor.

 

Listado de Imagenes:

No. --- Descripción

01 --- Anverso: Abelardo Tous. Máquinas para oficina. O’Reilly Nº 509. W-8370. M-3955.

01-R --- Reverso: (Imagen de una flecha horizontal). Gira que gira sin saberse para donde tira. Paga Ud. Moneda de la Suerte

  

02 --- Anverso: Restaurant “La Reguladora”. Amistad Nº 412. Telf. ML-1940. Habana.

02-R --- Reverso: (Imagen de una flecha horizontal). Gira que gira sin saberse para donde tira. Paga Ud. Moneda de la Suerte

  

03 --- Anverso: La Reguladora. La Casa de los Chateaubriand. Amistad Nº 412. Habana. ML-1940.

  

04 --- Anverso: Víctor G. Mendoza Co. Calle 23 nº 53. Teléfono UO-9436. Habana.

  

05 --- Anverso: La Bodeguita del Medio. Empedrado 207. Telf. M-4427. Habana

  

06 --- Anverso: Boston Surety Co. Seguros y fianzas. M-2517. W-4995. San Juan de Dios 154. Habana. Cuba.

  

07 --- Anverso: Juegue con la moneda pero no con sus intereses. Insurance Co. of North America. W-5672.

  

08 --- Anverso: La Medicina está reñida con el azar. Garantía del médico es Lab. Murai. F-5900.

  

09 --- Anverso: Recuerdo de los Omnibus Santiago Habana. Pionera del turismo nacional.

  

10 --- Anverso: Recuerdo de los Omnibus Santiago Habana. Pionera del turismo nacional.

  

11 --- Anverso: La reina de las “piñas”. La cosechada en Batabanó. Oscar Reyes. Carmen 277. Víbora. Habana.

  

12 --- Reverso: Ambar Motors Corp. 24 horas de servicio. Infanta y 23. U-3941. Cadillac. Oldsmobile. Chevrolet.

  

13 --- Anverso: J. M. Cruz. Depto. Lubricantes. Aspuru y Cía, S.A. Telf. X-3376. Habana.
 

14 --- Anverso: Carpintería Manuel Álvarez. X-2805. Guanabacoa
 

15 --- Anverso: “La Occidental”. Usted ganara siempre si hace sus pedidos en esta farmacia. BO-0222, BO-8663