"GRANDES EDIFICIOS HABANEROS EN LAS PRIMERAS DECADAS DEL SIGLO PASADO"

Descripción
Galería

 

Dedicamos esta página a los grandes edificios habaneros, en su mayoría construidos durante las primeras décadas del siglo pasado, que resultando descollantes debido a su importancia arquitectónica, comercial  o histórica, aparecieron repetidamente en las diversas emisiones de tarjetas postales de la época.

Edificios como el fastuoso Palacio Presidencial o el Capitolio Nacional, erigido en la tercera década de la Republica como símbolo de su pujanza y esplendor a semejanza del existente en Norteamérica e inaugurado con gran pompa por el gobierno de Machado, aparecen reflejados desde diversos ángulos en nuestras viejas tarjetas al constituir un orgullo nacional y un atractivo turístico de primer orden. No se quedan atrás los Centros Gallego y Asturiano surgidos de la mano de importantes sociedades españolas que invirtieron fuertes sumas en su lujosa construcción, el Centro de Dependientes, la Lonja del Comercio, el Banco Nacional, etc.

Para una mejor apreciación de las imágenes de esta página adjuntamos a continuación una corta reseña en que analizaremos algunos aspectos del devenir arquitectónico de la ciudad  así como la historia y características de cada uno de los edificios que contemplaremos al recorrer sus galerías.

 

Un poco de historia:

Con el derribo, a partir de 1863, de las murallas que rodeaban a La Habana desde el siglo XVIII, comenzó la expansión arquitectónica de la capital hacia el oeste y el sur, aunque es de señalar que hasta el fin de la dominación española, fueron muy pocos los edificios de cierta importancia que se levantaron fuera del recinto antes amurallado, que se conocía como la Habana intramuros, y de los cuales sólo casos de excepción han llegado hasta nuestros días. Un ejemplo significativo que aún se conserva de aquella remota etapa colonial, fuera de la hoy llamada Habana Vieja, es el Palacio de Aldama, construido en 1840 frente al Campo de Marte, como residencia del acaudalado español don Domingo de Aldama y Arréchaga.

Durante la ocupación militar norteamericana, de 1899 a 1902, sólo se construyeron, como edificios de carácter público, la Escuela de Artes y Oficios, en la calle Belascoaín, desde Maloja hasta Sitios; y las primeras aulas de la nueva Universidad de La Habana, en la loma de la antigua Pirotecnia Militar española, mientras en lo militar levantaron las primeras barracas, al principio de madera y luego de mampostería, en el que ellos denominaron Campamento de Columbia.

Ya en los tiempos republicanos, como es lógico suponer, se produjo el desbordamiento de la arquitectura en un derroche de estilos variados, en muchos casos con remarcadas influencias extranjeras. A partir de 1902 comienzan a llegar a Cuba maestros de obras de origen catalán, que trasladan al país las fantasías del “art nouveau” originario de Francia, con sus excesos de curvas, ornamentaciones y formas desenfrenadas en los exteriores, y que adoptaron muchos constructores y arquitectos cubanos, en especial en residencias particulares del Vedado, que comenzaba su desarrollo como barrio elegante para las familias de elevada posición social.

Veamos a continuación la historia de cada edificio en particular tratando de seguir un orden más o menos relacionado con la época de su construcción:

 

El Palacio de Velasco, también llamado Palacio de Sarrá

La obra cumbre de dicho estilo “art nouveau”, según el criterio de notables arquitectos, fue el Palacio de Velasco, en la esquina de las calles Cárcel y Zulueta, frente al Parque de los Mártires y a la Avenida de las Misiones, cerca de la entrada del llamado Túnel de la Bahía, que comunica a La Habana propiamente dicha, por debajo de la boca del puerto, con la nueva Habana del Este. El edificio fue construido por el maestro venezolano de apellido Naranjo, y era la residencia de un rico industrial llamado Dionisio Velasco, quien estaba casado con una de las hijas del conocido hombre de negocios de droguería José Sarrá, por cuyo nombre la casa fue conocida también con el nombre de Palacio de Sarrá.

 

La Administración de Correos

Otro edificio de la época, aunque no tan recargado como el anterior, fue el levantado en la esquina de Teniente Rey y Mercaderes, frente a la Plaza Vieja, donde funcionó desde 1909 la Administración de Correos de La Habana, conjuntamente con la Dirección General de Comunicaciones. En 1916, ambas dependencias fueron trasladadas al Convento de San Francisco, junto a la plaza de su mismo nombre, y el edificio de la Plaza Vieja, que rompe con el entorno colonial del lugar, fue ocupado por la Secretaría de Comercio.

 

El Banco Nacional de Cuba (National Bank of Cuba)

En este período fue creada la Escuela de Arquitectura de la Universidad de La Habana, pero ya desde antes de este hecho, un arquitecto cubano, graduado en el extranjero, José Toraya, realizaba los planos de uno de los más hermosos exponentes arquitectónicos neoclásicos de su tiempo, el edificio del primer Banco Nacional de Cuba, levantado por la firma de contratistas norteamericanos Purdy & Henderson en la esquina formada por las calles Obispo y Cuba, en La Habana Vieja. Esta fue una institución bancaria de capital norteamericano, establecida en el país desde 1901 con el nombre oficial de National Bank of Cuba, que intervino en toda la actividad financiera del país durante las dos primeras décadas del siglo, hasta que desapareció, por quiebra, en 1921. En esta fecha, el edificio fue ocupado por la Secretaría, luego Ministerio, de Hacienda.

 

La Lonja del Comercio

Otra obra muy importante de José Toraya fue el edificio de la Lonja del Comercio, sucesora de la antigua Lonja de Víveres, construido en 1909 en el lugar que ocupaba ésta, frente a la Plaza de San Francisco. Aquí Toraya trabajó en colaboración con el arquitecto español Tomás Muir, y los contratistas norteamericanos Purdy & Henderson. con el resultado de un bello edificio de cinco pisos, rematado por una cúpula, sobre la que se colocó una estatua en bronce del dios Mercurio, reproducción de la obra del escultor renacentista italiano Juan de Bolonia. En la Lonja de Víveres, y luego en la Lonja del Comercio, se hallaban las oficinas de exposición y contratación donde se reunían los comerciantes de la ciudad y los capitanes de los barcos que llegaban al puerto, para realizar sus operaciones de compra y venta de mercancías.

 

El Capitolio Nacional

Bajo el gobierno de José Miguel Gómez se dictó la ley del Congreso por la que se canjeaban los terrenos del antiguo Arsenal, en las cercanías del puerto, por los de la Estación de Ferrocarriles de Villanueva, más reducidos pero mejor situados en el centro de la ciudad. Esta operación, muy criticada en su tiempo y que produjo un verdadero escándalo, tuvo por objeto levantar en los terrenos de Villanueva un nuevo Palacio Presidencial, obra que se comenzó en 1912. Pero al subir a la presidencia el general Mario García Menocal, éste decidió paralizar los trabajos para levantar en su lugar el Capitolio Nacional. A este fin, se reanudó la construcción en 1917, y tras una nueva interrupción bajo el gobierno de Alfredo Zayas, finalmente fue concluida la obra por el presidente Gerardo Machado e inaugurada el 20 de mayo de  1929.

Llamado en un principio Palacio del Congreso, dedicado a las sesiones legislativas del Senado y la Cámara de Representantes, el amplio edificio, de 208 metros de largo, quedó enclavado entre las calles Prado, Industria, Dragones y San José, y para su construcción se suprimió la segunda sección del Paseo del Prado que se extendía desde el Parque Central hasta la Fuente de la India, junto al antiguo Campo de Marte, el que fue convertido en 1928 en el Parque de la Fraternidad. Trabajaron en él, a lo largo de su accidentada construcción, notables arquitectos, entre ellos Félix Cabarrocas, Evelio Govantes, Raúl Otero, José Bens y Eugenio Rayneri, así como el  francés F. Forestier en los jardines. Por último la obra fue encomendada a los contratistas Purdy & Henderson, la firma norteamericana que realizó la construcción de muchos de los principales edificios de la ciudad, como el Banco Nacional de Cuba, la Lonja del Comercio, el Centro Gallego, el Centro Asturiano y otros más.

El edificio consta de un cuerpo central, coronado por una esbelta cúpula de 94 metros de altura, que puede ser observada desde los barrios más extremos de la ciudad, y con una escalinata monumental de granito, y a los lados sendas alas de planta semicircular, donde estaban ubicados los hemiciclos del Senado y la Cámara de Representantes. En lo alto de la escalinata, a ambos lados, se hallan dos grandes figuras en bronce, con 6,7 metros de altura y 15 toneladas de peso, realizadas por el escultor italiano Angelo Zanelli, las que simbolizan La Virtud Tutelar del Pueblo, a la izquierda, y El Progreso de la Actividad Humana, a la derecha. En el interior del cuerpo central, en un vasto recinto que une las alas de los hemiciclos, llamado el Salón de los Pasos Perdidos, se encuentra la colosal estatua de la República, con una altura de 14 metros y un peso de 30 toneladas, colocada al centro del salón y directamente debajo de la cúpula.

También en el centro del Salón de los Pasos Perdidos, frente a la estatua, dentro de una estrella de mosaicos, se encuentra un diamante que marca el kilómetro cero de la Carretera Central. El famoso “brillante del Capitolio”, que fue sustraído en la década del cuarenta, dando pie a un sonado escándalo, hasta que apareció poco después, según se dice, en el salón de despacho del Presidente de la República.

En los tiempos actuales, el Capitolio Nacional es la sede de la Academia de Ciencias de Cuba y el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

 

El Palacio Presidencial

Fue iniciada su construcción durante el mando presidencial de José Miguel Gómez, por el gobernador provincial Ernesto Asbert, para que fuera el Palacio de la Provincia, pero al ascender a la primera magistratura el general Mario García Menocal, decidió que fuera adquirido por el Estado para convertirlo en Palacio Presidencial, en cuya obra participaron  dos destacados arquitectos: el cubano Maruri y el belga Jean Beleau. Su inauguración tuvo lugar, por el propio presidente Menocal, en 1920 y desde entonces, hasta 1958, fue la residencia oficial de todos los jefes de estado cubano. El edificio ocupa toda una manzana entre las calles Refugio, Colón, Zulueta y Monserrate, y exhibe una armoniosa cúpula y una bella terraza en su fachada principal, la que era siempre utilizada para dirigir desde allí los discursos de los presidentes de turno.

Frente al Palacio se extiende la ancha Avenida de las Misiones, que le sirve de acceso, y que permite, con una amplia perspectiva, que el edificio pueda ser contemplado desde la entrada del puerto, y en su extremo sur, muy cerca de la entrada, se conserva la Garita del Angel, resto de las antiguas murallas que rodeaban a la ciudad y valiosa reliquia histórica de los tiempos coloniales.

 

La Estación Terminal de Ferrocarriles

Uno de los sucesos políticos más sonados del período presidencial de José Miguel Gómez fue el denominado “Chivo del Arsenal”, que consistió en el canje a los Ferrocarriles Unidos de La Habana de los vastos terrenos del antiguo Arsenal que poseía el Estado junto a la bahía capitalina, por los que había ocupado la Estación de Villanueva en el centro de la ciudad. En estos últimos se levantó más tarde el Capitolio, mientras en los del Arsenal la empresa ferroviaria construyó, en 1911, la Estación Terminal de Ferrocarriles. El bello edificio, de estilo colonial, se localiza en la esquina de las calles Egido y Arsenal, y con sus almacenes y otras instalaciones se extiende hasta la Avenida del Puerto. Dispone, además, de un gran patio que llega desde el fondo del edificio hasta la calle Factoría, por donde las líneas salen a un elevado que corre a lo largo de la Avenida del Puerto, con rumbo a la salida de la ciudad.

La instalación de la estación ferroviaria en los terrenos del antiguo Arsenal fue el cierre de una operación de canje bajo condiciones muy discutibles que afectaban al Estado en beneficio de una empresa privada, pero a la larga resultó favorecido el servicio público de trenes mediante el cambio de la antigua Estación de Villanueva, enclavada en el medio de la ciudad, al suburbio donde se construyó el edificio de la nueva Estación Terminal.

 

El Centro Gallego

Los españoles residentes en Cuba desde la etapa colonial y los nuevos inmigrantes que iban llegando con posterioridad, en su mayoría sin familia ni recursos, sintieron la necesidad de agruparse de alguna forma para darse mutua protección, de donde surgieron los llamados centros regionales, que en un principio fueron exclusivos para socios de origen hispánico, aunque más tarde aceptaron como socios a cubanos de ascendencia española, a los que permitieron, incluso, formar parte de sus juntas directivas. Así se creó, en noviembre de 1879, el que fue llamado Muy Ilustre Centro Gallego de La Habana, o simplemente Centro Gallego, que agrupaba a los originarios de la región española de Galicia, y para el cual se levantó un gran edificio social en los terrenos del antiguo Teatro Tacón, en la manzana delimitada por las calles Prado, Consulado, San Rafael y San José, frente al Parque Central.

El edificio fue construido por el arquitecto belga Jean Beleau, entre 1910 y 1915, y es una estructura de cuatro pisos, de estilo muy recargado, en cuya fachada se exhiben varios grupos escultóricos en mármol, mientras en lo alto resaltan cuatro torres, una en cada esquina, coronadas por la figura de un ángel. En su interior, como recuerdo del antiguo Teatro Tacón, fue instalado el nuevo Teatro Nacional, que en los tiempos actuales ha recibido el nombre de Teatro García Lorca, y está dedicado, en lo fundamental, al ballet y la ópera.

 

El Centro Asturiano

Es otro de los centros regionales más importantes de la capital cubana, fundado en 1886 para los españoles originarios de la región de Asturias, y en un principio tuvo su edificio social en la calle San Rafael, entre las de Zulueta y Monserrate, en el cual estaban también radicados el Teatro Albisu y el Colegio Jovellanos, destinado a los hijos de los socios. En 1918 toda la manzana resultó destruida por un voraz incendio, y unos años más tarde, en 1927, se levantó en el lugar el nuevo Palacio del Centro Asturiano, edificio soberbio entre las calles San Rafael, San José, Zulueta y Monserrate, obra del arquitecto español Manuel del Busto. De estilo renacimiento español, tiene una altura de cuatro pisos y está coronado por cuatro torres desiguales, que simbolizan a las cuatro provincias en que se divide la región asturiana.

En la actualidad, las diversas agrupaciones regionales asturianas existentes en Cuba están agrupadas bajo la Federación de Sociedades Asturianas, que radica en el Paseo del Prado, y el edificio del antiguo Centro Asturiano ha sido destinado para las salas de arte extranjero del Museo Nacional.

 

El Centro de Dependientes del Comercio

El primer edificio construido en La Habana en los tiempos republicanos, para las sociedades regionales españolas, fue el Centro de Dependientes del Comercio, que fue más bien una institución de protección mutualista que agrupaba a los comerciantes e industriales de la capital, tanto españoles como cubanos. Este edificio fue levantado en 1907, con una altura de cuatro pisos, en la esquina formada por el Paseo del Prado y la calle Trocadero. Inspirado en el estilo de los palacios venecianos, tiene en su interior una escalera monumental y un amplísimo salón de baile, donde se celebraban fastuosas fiestas que causaban sensación en la ciudad, sobre todo en la época de carnavales.

 

El Casino Español

Otra institución hispánica, pero con carácter distinto a las anteriores, fue el Casino Español, fundado en asamblea efectuada en el Teatro Tacón el 11 de junio de 1869, y que agrupó desde su inicio a las clases más adineradas de la sociedad española en Cuba. Fue un centro de carácter altruista, cultural y educativo, que contribuyó notablemente al mantenimiento de la soberanía política de España en la Isla. En 1910 sus directivos luchaban por contar con un edificio propio, y finalmente, en 1914, se inauguró el que fue construido, a un costo de 118,000 pesos oro español, en la esquina del Paseo del Prado y la calle Animas, en el más bello estilo plateresco que lo hace lucir como una verdadera joya arquitectónica.

 

El Distrito Bancario

Desde los inicios de la república, después de la construcción del primer Banco Nacional de Cuba, comenzaron a surgir a través de las primeras décadas del siglo, grandes edificaciones destinadas a las instituciones bancarias extranjeras que se fueron radicando en el país, y que después de la quiebra de aquel primitivo Banco Nacional, dominaron totalmente la vida financiera de la nación. Estas instituciones conformaron un llamado Distrito Bancario, que abarcaba veinte manzanas de La Habana Vieja, desde la calle O’Reilly hasta Amargura y de Mercaderes a Compostela. Los principales edificios fueron los de The Royal Bank of Canada, en la esquina de Aguiar y Obrapía; The Trust Company of Cuba, en Obispo entre Cuba y Aguiar; The National City Bank of New York, en O’Reilly y Compostela; y The Bank of Nova Scotia, en O’Reilly y Cuba, todos construidos por la firma de contratistas norteamericanos Purdy & Henderson, así como el cubano Banco Gelats, levantado en 1908 en la calle Aguiar, desde Obrapía hasta Lamparilla. La influencia de los intereses financieros norteamericanos y canadienses en el entorno del Distrito Bancario era tan grande que hasta un popular café de la calle Aguiar, en el centro de aquella zona, llevaba el nombre de Café Wall Street.

 

The Cuban Telephone Company

Otro de los grandes edificios de aquellos tiempos es el que se levantó en 1927, por el arquitecto cubano Leonardo Morales, para The Cuban Telephone Company, empresa de intereses norteamericanos, subsidiaria de la American Telephone & Telegraph Company, radicada en Cuba desde el período de la intervención militar de los Estados Unidos, que administraba el servicio telefónico a lo largo de todo el país. El edificio, muy notable, situado en la esquina de las calles Aguila y Dragones, exhibe una alta torre que ha sido considerada como uno de los más bellos adornos arquitectónicos de la ciudad.

 

La Metropolitana

Una tendencia muy recurrente en la arquitectura de los comienzos del siglo XX, fue la construcción de edificios altos propiedad de entidades comerciales que radicaban en la planta baja y alguno de los primeros pisos, mientras los superiores estaban conformados por pequeños departamentos que se alquilaban para oficinas. Uno de estos edificios fue el de la Compañía de Seguros La Metropolitana, levantado por los arquitectos Luis Betancourt y Gil Navarrete en la esquina de las calles O’Reilly y Aguacate, en una parte de los terrenos que desde los años coloniales ocupaba el Convento de Santa Catalina de Sena.

 

El Edificio Bacardí

Este fue otro de los edificios habaneros, como el de La Metropolitana, con los pisos superiores destinados al alquiler de oficinas. Fue construido para la Compañía Ron Bacardí, S.A., en la esquina de las calles Monserrate y San Juan de Dios, y exhibe en lo alto la figura de un murciélago, el conocido símbolo emblemático de la empresa Bacardí.

 

El Diario de la Marina

Publicación fundada por Isidoro Araújo de Lara en 1844, el Diario de la Marina fue desde sus inicios la más ferviente defensora de los intereses coloniales hispánicos, y después de la instauración de la república cubana, la más fiel colaboradora de todos los gobiernos que  tuvo el país hasta 1958. Durante su existencia, estuvo radicado en más de una decena de edificaciones, hasta que pudo contar con un edificio propio, situado frente a la segunda sección del Paseo del Prado esquina a Teniente Rey. En la década del treinta, después de la construcción del Capitolio, el edificio del Diario fue remodelado en un estilo moderno.

 

Detalles sobre la muestra:

Es importante comprender que abarcaremos en esta ocasión solo aquellos edificios que surgieron en las primeras décadas del siglo pasado pues fueron estos los que aparecieron repetidamente en las tarjetas postales de la época. Posteriormente en las últimas décadas republicanas, con la rápida urbanización de la ciudad, fueron surgiendo múltiples edificaciones que a pesar de su gran importancia aparecen escasamente en dichas emisiones pues ya por esos tiempos estas habían ido decreciendo ostensiblemente.

En esta página  hemos incluido  solo aquellas piezas dedicadas expresamente a las construcciones referidas y no a las calles, parques, o zonas de la ciudad donde estaban enclavadas que como es lógico también las reflejan en mayor o menor grado.

Note que entre los edificios que hemos mencionado existen varios que a pesar de su importancia, al estar alejados del centro de la ciudad o tener poco interés desde el punto de vista turístico, fueron reproducidos en escasas ocasiones por lo que a veces poseemos una sola postal sobre ellos.

De todo lo anterior se desprende la siguiente relación de imágenes:
 

No. -- Descripción -- Emisión

A-01 -- Habana. Capitolio. Inauguración 20 Mayo 1929 -- C. Jordi, Box 2334, Havana, Cuba – No. 25

A-02 -- Habana. El Capitolio al Inaugurarse 20 Mayo 1929 -- Edición Jordi, Amargura 72, Habana

A-03 -- Habana. El Capitolio Desde la Fuente de la India -- C. Jordi, Box 2334, Havana, Cuba – No. 21

A-04 -- (Imagen del Capitolio desde la Fuente de la India) -- Indeterminada

A-05 -- Habana. El Capitolio desde la Fuente de la India -- C. Jordi, Obispo 526, Havana, Cuba – No. 46

A-06 -- Habana. Capitolio -- Indeterminada

A-07 -- (Imagen del Capitolio) -- Indeterminada

A-08 -- Habana. Capitolio (de Noche) -- C. Jordi, Box 2334, Havana, Cuba – No. 26

A-09 -- Habana. Palacio del Congreso -- Indeterminada

A-10 -- Palacio del Congreso -- Roberts & Co., Havana, Cuba – No. 698

A-11 -- Habana. Capitolio -- C. Jordi, Box 2334, Havana, Cuba

A-12 -- Edificio del Capitolio, Habana, Cuba -- Roberts & Co., Havana, Cuba – No. 12833

A-13 -- Habana. Capitolio -- C. Jordi, Obispo 526, Havana, Cuba – No  49

A-14 -- Habana. Capitolio -- Indeterminada – No. 2

A-15 -- (Imagen del Capitolio) -- Indeterminada

A-16 -- Edificio del Capitolio, Habana, Cuba -- Roberts & Co., Havana, Cuba – No. 12457

A-17 -- Vista aérea de La Habana, Cuba, mostrando el Capitolio -- Roberts & Co., Havana – No. 15550

A-18 -- Edificio del Capitolio, Habana, Cuba -- Tichnor Bros., Inc., Boston, Mass. – No. 21

A-19 -- Capitolio Nacional, Habana, Cuba -- Roberts Tobacco Co., Neptuno 167, Havana – No. RTC-13

A-20 -- Capitolio, Habana, Cuba -- (Roberts Tobacco Co.) – No. RTC-13

A-21 -- Estatua de la República en el Capitolio Nacional -- Roberts Tobacco Co., Havana – No. RTC-86

A-22 -- Cúpula del Capitolio, La Habana -- Bill Levy – No. S3355

B-01 -- Habana. Palacio de la Provincia (En Construcción) -- Indeterminada

B-02 -- Felicidades. (Imagen del Palacio Presidencial) -- Indeterminada

B-03 -- Habana. Palacio Presidencial (En Construcción) -- Edición Jordi – No. 188

B-04 -- Habana. Nuevo Palacio Presidencial -- Edición Jordi – No. 96

B-05 -- Habana. Nuevo Palacio Presidencial -- Edición Jordi – No. 65

B-06 -- Habana. Palacio Presidencial. Avenida de las Misiones -- C. Jordi, Havana, Cuba – No. 119

B-07 -- Habana. Parque de Zayas y Palacio Presidencial -- Edición Jordi – No. 105

B-08 -- Palacio Presidencial, Habana, Cuba -- Harris Bros. Co., Havana, Cuba

B-10 -- Habana. Palacio Presidencial -- Indeterminada

B-11 -- Habana. Palacio Presidencial -- Indeterminada – No. 26

B-12 -- Avenida de las Misiones, Habana, Cuba -- Indeterminada

B-13 -- Habana. Palacio Presidencial. Avenida de las Misiones -- Tichnor Bros., Inc., Boston, Mass. – No. 25

B-14 -- Palacio Presidencial. Avenida de las Misiones -- C. Jordi, Havana, Cuba – No.  9ª-H2189

B-15 -- Palacio del Presidente, Habana, Cuba -- Curt Teich & Co., Chicago – No. 45

B-16 -- Habana. Palacio Presidencial -- C. Jordi, Obispo 106, Havana, Cuba – No. 60

B-17 -- Palacio Presidencial, Habana, Cuba -- Indeterminada – No. 7

B-18 -- Palacio Presidencial, Habana, Cuba -- Roberts & Co., Havana, Cuba – No. 29422

B-19 -- Habana. Parque Zayas, Palacio Presidencial -- Indeterminada – No. 22

B-20 -- Salón de Recepción. (Palacio del Presidente -- Indeterminada

B-21 -- Interior del Nuevo Palacio Presidencial -- C. Jordi, Havana, Cuba, Box 2334 – No. 66

C-01 -- Proyecto de Palacio para el Centro Gallego -- Hermanos Camino, Fotógrafos de “El Mundo”

C-02 -- Habana. Centro Gallego. Teatro Nacional -- Edición Jordi – No. 81

C-03 -- Habana. Centro Gallego y Teatro Nacional -- C. Jordi, Box 2334, Havana, Cuba – No. 94

C-06 -- Palacio del Centro Gallego y Gran Teatro Nacional -- Ruiz y Ca., “La Universal”, Obispo 34, Habana

C-07 -- Palacio del Centro Gallego, Habana -- Indeterminada

C-08 -- Teatro Nacional y Centro Gallego, Habana -- Ed. Viena, Obispo 75 – No. 257

C-09 -- (Imagen del Centro Gallego) -- Indeterminada

C-10 -- Habana. Centro Gallego y Teatro Nacional -- C. Jordi, Habana, Cuba, Box 2334 – No. 2

C-11 -- Habana. Centro Gallego, Teatro Nacional -- C. Jordi, Obispo 526, Havana, Cuba – No. 9

C-12 -- Centro Gallego, Habana, Cuba -- Roberts & Co., Havana, Cuba – No. 21765

C-13 -- Habana. Escalera del Teatro Nacional -- Edición Jordi – No. 61

C-14 -- Escalera y Rotonda, Centro Gallego -- Harris Bros. Co., Havana, Cuba – No. 4649

D-01 -- Habana. Centro de Dependientes -- Indeterminada

D-02 -- Habana. Centro de Dependientes -- Indeterminada

D-03 -- Recuerdo de la Inauguración del Centro de Dependientes del Comercio -- Indeterminada

D-04 -- Asociación de Dependientes del Comercio, Habana -- Indeterminada

D-05 -- Centro de Dependientes, Habana -- Harris Bros. Co., Habana – No. 51

D-06 -- Habana. Centro de Dependientes Iluminado -- Gómez Carrera – No. 73

D-07 -- (Imagen del Centro de Dependientes iluminado) -- Indeterminada

D-08 -- Centro Dependientes. Habana -- R. Corral, Obispo 75 – No. 125

D-09 -- Habana. Centro de Dependientes -- Edición Jordi – No. 86

D-12 -- Interior del Centro de Dependientes -- Edición Jordi – No. 54

D-13 -- Habana. Salón de fiestas en el Centro Dependientes -- Gómez Carrera – No. 74

E-01 -- Habana. La Lonja de Víveres -- La Moderna Poesía, Obispo 133-135 – No. 19

F-01 -- Recuerdo de la Inauguración de la Lonja del Comercio. Febrero de 1909 -- Hermano Camino

F-02 -- Habana. Lonja del Comercio -- Indeterminada

F-03 -- Habana. Lonja del Comercio -- Edición Jordi – No. 19

F-04 -- Lonja del Comercio, Habana, Cuba -- Harris Bros. Co., Havana, Cuba – No. 4013

F-05 -- Habana. Lonja del Comercio -- Clichés Jordi – No. 80

F-06 -- Habana. Lonja del Comercio -- C. Jordi, Havana, Cuba, Box 2334 – No. 4

F-07 -- Habana. Lonja del Comercio -- Indeterminada

F-08 -- Lonja del Comercio -- Indeterminada

F-09 -- La Lonja. Habana. -- Propaganda Sarrá

F-10 -- Lonja del Comercio, Habana, Cuba -- Harris Bros. Co., Havana, Cuba – No. 111

F-11 -- Lonja del Comercio, Habana, Cuba -- “Swan, Havana” – No. 55

F-12 -- Habana. Lonja del Comercio -- C. Jordi, Habana, Cuba, Box 2334 – No. 12 –

G-01 -- Habana. Estación Terminal -- Edition Jordi

G-02 -- Habana. Estación Terminal -- Edición Jordi – No. 101

G-03 -- Habana. Estación Central (Arsenal) -- Indeterminada – No. 101

G-04 -- Estación Central. Habana, Cuba -- R. Corral, Obispo 75 – No. 120

G-05 -- Estación Central. Habana, Cuba -- R. Corral, Obispo 75 – No. 78

G-06 -- Habana. Estación Terminal -- Indeterminada

G-07 -- Habana. Estación Terminal -- Indeterminada – No. 27

G-08 -- Habana. Estación Terminal. -- Edición Jordi. No. 326

G-09 -- Estación Terminal de Ferrocarriles, Habana, Cuba -- Roberts & Co., Havana, Cuba – No. 4789

G-10 -- Parte de la Estación Central Habana -- “El Renacimiento”, de L Peña y Ca., Dragones y Zulueta, Habana

G-11 -- Terminal de los Ferrocarriles, Habana, Cuba -- Casa Morris, Habana, Cuba – No. 59068

G-12 -- Estación Terminal de Ferrocarriles  -- Roberts Tobacco Co., Neptuno 167, Havana, Cuba – No. RTC-106

G-21 -- Oficinas Generales F.C. Consolidados -- Indeterminada

H-01 -- Diario de la Marina. Fundado en 1838. Edificio Propio. Paseo de Martí 103, Habana -- Indeterminada

H-02 -- Habana. Diario de la Marina -- Indeterminada

H-03 -- Habana. Diario de la Marina. Mto. a Quesada -- C. Jordi, Box 2334, Havana, Cuba – No. 85

H-04 -- Habana. Diario Marina. Mto. a Quesada -- Edición Jordi – No. 80

H-05 -- Diario de la Marina, Habana -- R. Corral – No. 161

J-01 -- Habana. Palacio de Sarrá -- Edición Jordi – No. 189

J-02 -- Cárcel y Zulueta, Habana -- R. Corral  – No. 118

J-03 -- Habana. Palacio Sarrá -- Edición Jordi – No. 318

K-01 -- Habana. Banco Nacional -- Gómez Carrera – No. 71

K-02 -- Banco Nacional de Cuba -- Indeterminada

K-03 -- Banco Nacional de Cuba, Oficina Principal, Habana, Cuba -- The American Photo Co., Obispo 70, Havana, Cuba

K-04 -- Banco Nacional de Cuba. Oficina Principal. Habana, Cuba -- The American Photo Studios, Neptuno 43, Havana, Cuba

K-05 -- Banco Nacional de Cuba. Habana Cuba. Vista Interior. Entrada a la Bóveda -- The American Photo Co., Obispo 70, Havana, Cuba

K-06 -- Banco Nacional de Cuba. Habana Cuba. Vista Interior. Departamento de Contaduría -- The American Photo Co., Obispo 70, Havana, Cuba

K-07 -- Banco Nacional de Cuba. Habana Cuba. Vista Interior. Recibidores y Pagadores -- The American Photo Co., Obispo 70, Havana, Cuba

K-08 -- Banco Nacional de Cuba. Habana Cuba. Vista General de la Entrada Principal -- The American Photo Co., Obispo 70, Havana, Cuba

K-09 -- Banco Nacional de Cuba. Habana Cuba. Vista Interior de la Entrada Principal, por Obispo -- The American Photo Co., Obispo 70, Havana, Cuba

K-10 -- Una de las bóvedas. Banco Nacional de Cuba. Habana, Cuba -- The American Photo Co., Obispo 70, Havana, Cuba

L-01 -- Habana. Casino Español -- Edición Jordi – No. 195

L-02 -- Casino Español. Habana -- R. Corral, Obispo 75 – No. 96

M-01 -- Centro Asturiano de la Habana. Arquitecto Manuel del Busto -- Indeterminada

M-02 -- Centro Asturiano. Habana, Cuba -- Roberts & Co., Havana, Cuba – No. 4796

N-01 -- Habana. Banco del Canadá -- Indeterminada – No. 107465

N-02 -- Habana. Bancos Canadá y Gómez Mena -- Edición Jordi – No. 78

P-01 -- Admt. de Correo. Habana -- R. Corral, Obispo 75 – No. 163

P-02 -- Admt. de Correo. Habana -- R. Corral, Obispo 75 – No. 162

P-03 -- Oficinas del Correo. Habana -- Indeterminada

P-04 -- Habana. Administración de Correos -- Indeterminada

Q-01 -- Edificio de la Cuban Telephone Co. Habana, Cuba -- Roberts & Co., Havana, Cuba – No. 12605N

Q-02 -- Edificio de la Cuban Telephone Company. Aguila y Dragones, La Habana, Cuba -- Indeterminada

R-01 -- Edificio de la Metropolitana -- C. Jordi, Box 2334, Havana, Cuba – No. 115

S-01 -- Palacio Aldama. Habana -- Indeterminada

T-01 -- Edificio Bacardí. Habana -- Indeterminada

U-01 -- Edificio de Sanidad. Habana -- R. Corral – No. 117

X-01 -- Palacio de Convenciones y Deportes. Habana, Cuba -- E.C.Kropp Co. Milwaukee, Wis. “Natural Post Card”