"CASINOS ASOCIADOS A CENTROS DE APUESTAS HABANEROS"

Descripción
Galería


Uno de los recursos más comunes usados por los interesados en burlar las regulaciones contrarias a los juegos de azar en Cuba fue instalarlos en locales adjuntos a sitios donde se practicara algún tipo de actividad autorizada por la ley que conllevara apuestas y gozara de gran afluencia de público. Esto les aseguraba que siempre contarían con los clientes necesarios y que estos fueran de naturaleza afín a sus intereses. Así desde los tiempos de la colonia fue un espectáculo común la presencia de numerosos juegos prohibidos en los alrededores de las vallas de gallos, los salones de billar, los locales de la lotería, etc., lo cual sentó el precedente de una fórmula que se repitió en la época republicana.

Cuando a finales de la segunda década del siglo pasado surgió el Oriental Park, un gran estadio preparado para las carreras de caballos en las afueras de la ciudad, con sus correspondientes tribunas y gradas, no faltó en sus predios un local equipado con sus correspondientes mesas de juego. En sus inicios debajo de las mismas gradas y más tarde dentro del edificio administrativo adjunto, el Jockey Club, diseñado con todos los requerimientos para cumplir una función social y de esparcimiento, existió un casino que operó protegido por la concesión hecha a la empresa propietaria de la instalación.

La Pelota Vasca, una de cuyas modalidades más importantes es la cesta punta (debe su nombre al uso de una raqueta en forma de cesta) se practicó intensamente en Cuba desde la época colonial. También conocida como Jai-Alai, “fiesta alegre” en vasco, contó esta con varias instalaciones importantes a lo largo del país en las cuales, debido a la naturaleza intrínseca de este juego en el que se cruzaban abundantes apuestas, existieron salas de juegos de azar anexas, casi siempre sin licencia legal y operadas subrepticiamente  bajo la protección de autoridades locales que se beneficiaban también de sus ingresos. El Frontón Jai-Alai, inaugurado en Marzo de 1901, conocido como el Palacio de los Gritos y el Frontón Habana-Madrid, inaugurado en octubre de 1922 se cuentan entre los más conocidos.

Aunque por lo general estos locales donde se jugaba fueron pequeños y en muchos casos marginales, no se puede decir lo mismo de las historias de los enclaves que los albergaron por la importancia social de que gozaron y la riqueza anecdótica que encierran. Algunos como el Oriental Park o el Palacio de los Gritos, tuvieron en su momento gran repercusión en el quehacer diario de la ciudad.

Veamos a continuación una pequeña reseña sobre algunos aspectos relativos a la historia y desenvolvimiento de estos y las actividades que los engendraron.

 

Las carreras de caballos…

Aunque estas no se practicaron intensamente en el siglo XIX en Cuba., el primer hipódromo había funcionado en el Campo de Marte desde 1852. Después existió uno en el barrio de los Hornos, en Marianao, y otro en Buenavista en el año 1900, que también desapareció rápidamente.

El Oriental Park…

Este fue inaugurado el 14 de Enero de 1915 en la finca Santa Inés, barrio de Los Quemados, en Marianao,  según una concesión otorgada por el Ayuntamiento municipal a un norteamericano llamado Harry D. Brown, conocido como “Curly” Brown, dueño además del Arlington Park de Chicago. En sus inicios era conocido como el “Havana-American Jockey Club”.

Los juegos de habilidad, fuerza y destreza se operaron según una licencia por cinco años otorgada por dicho ayuntamiento al Dr. Adolfo Nuño y Steeger el 15 de Mayo de 1914.

A finales de la misma década fue adquirido por la firma “Urbanizadora del Parque y Playa de Marianao S.A.” que como hemos visto en otras páginas también construyó el Balneario de la Concha y  el Casino Nacional. En esa época, durante la década del veinte, fue operado por los norteamericanos Charles Flynn  y John McEntee Bowmann. Este último, gran conocedor del negocio hípico, era presidente además de la Bowman-Biltmore Hotels Corp. y llego a ser propietario del hotel Sevilla Biltmore. Fotos de todos estos personajes durante sus estancias en Cuba podrán ser vistas en nuestras galerías.

A mediados de los treinta, tras un tiempo de inactividad debido a la crisis económica que se presentó durante el gobierno de Machado, pasó el centro a manos del uruguayo Amletto Battisti, dueño de la “Compañía Cubana-Uruguaya para el Fomento del Turismo”, controvertido personaje del mundo de los negocios ilícitos que ya hemos conocido en otras páginas de esta sección y que llego además a ser presidente del “Jockey Club” anexo. Battisti, con grandes conexiones en las esferas gobernantes, no desaprovechó la oportunidad de fomentar el juego de azar en sus instalaciones.

Era el Oriental Park  por esos tiempos este uno de los sitios preferidos de la burguesía habanera que todos los domingos se daba cita en sus tribunas e instalaciones donde era usual la presencia hasta del mismo del presidente de la república.

Con el arribo de la década del cuarenta aumento este centro su esplendor, debido en parte a la gestión del abogado Indalecio Pertierra quien llego a presidir la “Compañía Operadora del Hipódromo del Oriental Park”. Este junto a sus hermanos y en alianza con Battisti le dio gran impulso a sus temporadas de invierno que llegaron a estar entre las más famosas de América. A ellas asistía lo más selecto de la sociedad habanera que se daba cita en las tribunas e instalaciones del Jockey Club todos los domingos, a veces interesada más en las actividades sociales que en las propias carreras. En ellas se llegaron a ver desde el presidente hasta los más connotados políticos y comerciantes de la época. Varias fotos incluidas en nuestra galería dan fe de ello.

Indalecio, conocido como el “Nene Pertierra”, además de copropietario junto a su hermano del equipo de béisbol “Almendares” fue representante a la cámara por el Partido Liberal entre 1944 y 1952 y tuvo grandes influencias en el primer gobierno de Fulgencio Batista y en el de Grau San Martin. Su otro hermano Efrén de Jesús llego a ser dueño del “Monseigneur” uno de los restaurantes más elegantes de la Habana, del Cabaret Montmartre y además tuvo intereses en el Frontón Jai Alai de Concordia y Lucena. En estos dos últimos centros existieron casinos de juego.

Las carreras se efectuaban todas las tardes, tres meses al año, desde mediados de diciembre hasta marzo, en la llamada “temporada de invierno” cubana. Los grandes criadores norteamericanos acostumbraban a traer sus buenos caballos a competir aquí, con el objetivo de prepararlos para la temporada alta en su país.

Según se cuenta en sus instalaciones fue visto en reiteradas ocasiones Lucky Luciano durante su estancia en la Habana a finales de los cuarenta, hecho que lo condujo a su posterior deportación. Es harto conocido que Luciano pudo entrar en el país gracias a las gestiones de Indalecio Pertierra, con quien mantuvo una estrecha relación que propició incluso la entrada de la mafia norteamericana en el negocio del juego organizado en Cuba. A partir de ahí fue que Meyer Lansky se hizo accionario de una parte del casino del Montmartre y según fuentes no confirmadas del pequeño casino instalado en el edificio del Jockey Club. Este que como hemos explicado funcionaba como edificio social del centro era una lujosa instalación anexa en la cual se efectuaban las coordinaciones de las carreras, reuniones de negocios, espectáculos musicales, etc. Tenía en su planta alta una magnifica terraza desde donde podían verse las carreras cómodamente, bares, restaurantes y un salón de juego, pequeño pero acogedor, que se mantuvo funcionando abiertamente durante casi toda la época republicana gracias a la concesión obtenida por la compañía que operó el establecimiento a partir de 1922.

Ya en los años cincuenta, con el florecimiento de diversos sitios de entretenimiento en el centro de la capital y con los cambios en el estilo de vida que trajo el desarrollo, comenzó a declinar el esplendor de este histórico resorte aunque de todas formas se mantuvo como sitio obligado y único en el país para los asiduos a carreras de caballos

En el año 1958 aparecía arrendado a la Cuban Racing Cia, propiedad de Michael Loria, que al llegar el cambio de poderes lo mantuvo funcionando hasta que las nuevas regulaciones, que prohibían todo tipo de apuestas, lo hicieron desaparecer.

En cuanto a las fichas que veremos emitidas aquí son muy poco numerosas a pesar de ser este uno de los centros más antiguos y duraderos  de la capital cubana. Solo cuatro raras fichas, con los valores de 1, 5, 25 y 100 pesos y la inscripción Oriental Park han llegado a nuestras manos. Típicas de los años cincuenta por su fabricación suponemos que hayan sido usadas en el pequeño salón que se encontraba bajo las gradas. Estas si estaban instaladas en el salón de juegos del edificio social, al cual pertenecen algunas series de fichas sin valor, con los colores típicos, unas veces con el nombre Jockey Club claramente expresado y otras con la simple imagen de un caballo como motivo. 

 

La Pelota Vasca…

Sobre la historia de la pelota vasca en Cuba existen diversos artículos en publicaciones de la época que nos permiten hacer un recuento de las principales instalaciones que existieron y reseñar algo de sus historias y características. Sin embargo en ninguna de ellas hemos encontrado referencia alguna a los juegos de azar que indiscutiblemente existieron en su seno. Resulta esto lógico debido a la regulación oficial existente para la prensa escrita durante toda la era republicana que duró hasta mediados de los cincuenta. Esta prohibía mencionar o hacer propaganda a este tipo de actividad, lo cual se consideraba como una incitación al juego y se penaba por la ley.

De todas formas, aunque se aparta algo de nuestro tema principal que son los casinos y sus fichas en si, trataremos de dar un pequeño repaso a los principales centros de este tipo que existieron en la ciudad de la Habana:

El Frontón Jai-Alai

Conocido como el “Palacio de los Gritos” estuvo situado en Lucena y Concordia. Fue inaugurado en marzo de 1901 y existe todavía. Funcionó con altas y bajas durante la era republicana, manteniéndose cerrado por ejemplo entre 1910 y 1918.

Era operado a finales de los cincuenta por la “Compañía de Sports y Fomento del Turismo S.A.”, presidida por Elicio Arguelles. Aunque en la primera etapa de su existencia no es conocido que haya permitido juegos de azar en sus predios,  en esa última época, gracias al levantamiento de las prohibiciones al respecto, contaba con un pequeño casino anexo que era al parecer operado por Efrén Pertierra.  

Debido a que esta instalación era muy céntrica y de fácil acceso, siendo conocida y visitada por la población de bajos recursos, dicho casino fue destruido totalmente por la muchedumbre el primero de Enero del 59.

El Frontón Habana-Madrid.

Fue inaugurado en octubre de 1922 en Belascoain y Sitios, en el lugar que ocupaba el antiguo Recreo de Belascoain, dedicado al lawn-tennis. Era una imponente construcción de ladrillos y acero, con 140 puertas y ventanas y capacidad para 1800 espectadores, que pronto se convirtió en el más concurrido de los frontones del país. Ya a mediados de los cincuenta incorporó un salón para espectáculos de cabaret y un casino que se mantuvo funcionando hasta el 31 de Diciembre del año 58. Al día siguiente fue totalmente destruido siendo sus enseres quemados y lanzados a la calle. La naturaleza de los juegos que incluyó, la mayoría destinados más bien a clientes nacionales y no a los turistas, hizo que sean muy extensas las serie de fichas de su colección. Sobre todo el juego de Monte y Dado, que se basaba en apuestas de poca monta y con pagos muy variados, generó muchas fichas de valores bajos. Nunca hemos podido determinar el significado de las iniciales E. L. P. que se observan en ellas.

El Summer Casino Jai-Alai.

Estaba situado en las calles 120 y 9na, en la Playa de Marianao. Era un edificio moderno con un frontón en el primer piso, un salón de juegos en el segundo, un cabaret en el tercero y un gran jardín con numerosos árboles en la terraza superior. A pesar de que son varias las referencias que hemos encontrado a este sitio en la prensa escrita de la época nunca hemos podido precisar que fichas usó su casino ni quienes fueron sus operadores.

Una versión que no hemos podido confirmar le atribuye a este centro la serie de fichas que ostenta una raqueta en su centro.

El Chiqui Jai

(Fiesta pequeña en vasco) situado en Monte y Estévez. Aunque hemos oído referencias a algunos juegos en su interior nunca hemos encontrado fichas que se le puedan adjudicar ni una versión segura de su existencia.

El Nuevo Frontón

Llamado el Palacio de la Luces, en San Carlos y Peñalver. Se inauguró el 28 de enero de 1921. Fue bastante importante pero desapareció pronto con la construcción del edificio que alberga a la C T C actualmente. Como no existía en los años cincuenta cuando la liberación de los juegos de azar al parecer estos no existieron en sus instalaciones.

Además de los anteriores existieron diversos centros donde se practicó este deporte, sobre todo en la ciudad de Cienfuegos, en los cuales no hemos conocido se haya jugado o emitido fichas para cualquier actividad.

Otro centro donde existieron apuestas fue el “Havana Greyhound Kennel Club S.A” que dedicado a las carreras de perros existió a finales de los cincuenta en la privilegiada zona de la rotonda de la playa, frente al edificio del Habana Yatch Club. De él es conocida una ficha metálica la cual mostraremos aunque no sabemos a ciencia cierta qué uso se le dio. Otra ficha metálica que dice ser “propiedad de la compañía operadora del Oriental Park” aparece también al final de la muestra.

 En fin que como expresamos al inicio fueron las actividades deportivas y recreativas con apuestas grandes amigas de los juegos de azar en la Cuba republicana convirtiéndose en refugio ideal de algunos pequeños casinos y garitos, encubiertos unas veces y autorizados otras, que debido a su modesto quehacer dieron lugar a grupo de fichas que se cuentan entre las menos numerosas y más raras de la colección cubana.

 

Detalles sobre la muestra

Además de las fichas correspondientes veremos al final de nuestra galería un interesante grupo de imágenes relativas a estos establecimientos y a los personajes que protagonizaron sus historias. Su relación es la siguiente:

No. -- Descripción -- Color

A-01 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $0.50 MD, Serie “Habana Madrid Casino” impreso al centro. -- Rojo

A-02 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $1.00 B, Serie “Habana Madrid Casino” impreso al centro. -- Gris

A-03 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $5.00 B, Serie “Habana Madrid Casino” impreso al centro. -- Rojo vino

A-04 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $5.00 B J, Serie “Habana Madrid Casino” impreso al centro. -- Rojo vino

A-05 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $10.00 MD, Serie “Habana Madrid Casino” impreso al centro. -- Amarillo

A-06 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $20.00 MD, Serie “Habana Madrid Casino” impreso al centro. -- Rojo

A-07 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $25.00, Serie “Habana Madrid Casino” impreso al centro. -- Rojo vino

A-08 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $25.00, Serie “Habana Madrid Casino” impreso al centro. -- Verde/violeta

A-09 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $100.00, Serie “Habana Madrid Casino” impreso al centro. -- Negro/amarillo

    

B-01 -- Anverso: ficha valor $1.00, Serie “H M - Habana Madrid”. -- Azul

B-01r -- Reverso: ficha valor $1.00, Serie “H M - Habana Madrid”. -- Azul

    

C-01 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor Mesa 1, Serie “Habana Madrid Casino” impreso al centro. -- Crema

C-02 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor Mesa 1, Serie “Habana Madrid Casino”  impreso al centro. -- Amarillo

C-03 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor Mesa 1, Serie “Habana Madrid Casino” impreso al centro. -- Rojo

C-04 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor Mesa 1, Serie “Habana Madrid Casino” impreso al centro. -- Azul

C-05 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor Mesa 2, Serie “Habana Madrid Casino” impreso al centro. -- Crema

C-06 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor Mesa 2, Serie “Habana Madrid Casino”  impreso al centro. -- Amarillo

C-07 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor Mesa 2, Serie “Habana Madrid Casino” impreso al centro. -- Rojo

C-09 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor Mesa 3, Serie “Habana Madrid Casino” impreso al centro. -- Crema

C-10 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor Mesa 3, Serie “Habana Madrid Casino”  impreso al centro. -- Amarillo

    

D-01 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $0.40, Serie “E.L.P bajo 6 estrellas.” atribuida al Habana Madrid. -- Rojo vino

D-02 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $0.40, Serie “M.D. E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Rojo vino

D-03 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $0.50, Serie “M.D. E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Beige

D-04 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $0.75, Serie “M.D. E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Violeta

D-05 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $1.00, Serie “M.D. E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Rojo

D-06 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $1.50, Serie “M.D. E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Azul claro

D-07 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $2.00, Serie “M.D. E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Azul oscuro

D-08 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $3.00, Serie “M.D. E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Morado

D-09 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $4.00, Serie “M.D. E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Amarillo

D-10 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $5.00, Serie “M.D. E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Rojo vino

D-11 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $10.00, Serie “M.D. E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Naranja

D-12 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $20.00, Serie “M.D. E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Verde claro

D-13 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $50.00, Serie “M.D. E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Negro

D-14 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $100.00, Serie “M.D. E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Gris

    

E-01 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $0.40, Serie “E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Blanco

E-02 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $0.50, Serie “E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Azul claro

E-03 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $0.75, Serie “E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Verde claro

E-04 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $1.00, Serie “E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Rojo

E-05 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $1.50, Serie “E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Naranja

E-06 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $2.00, Serie “E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Azul oscuro

E-07 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $3.00, Serie “E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Verde azul

E-08 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $4.00, Serie “E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Carmelita claro

E-09 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $5.00, Serie “E.L.P.” atribuida al Habana Madrid. -- Rojo vino.

    

G-01 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $1.00, Serie “Jai-Alai Casino e imagen de raqueta.” impreso al centro. -- Gris/negro

    

H-01 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $1.00, Serie “Jai-Alai Habana”. -- Rojo

    

I-01 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $1.00, Serie “Oriental Park”. -- Naranja

I-02 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $5.00, Serie “Oriental Park”. -- Rojo vino

I-03 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $25.00, Serie “Oriental Park”. -- Verde

I-04 -- Anverso ídem reverso: ficha valor $100.00, Serie “Oriental Park”. -- Negro

    

K-01 -- Anverso: ficha valor $5.00, Serie “de la herradura” atribuida al Jockey Club. -- Rojo

K-01r -- Reverso: ficha valor $5.00, Serie “de la herradura” atribuida al Jockey Club. -- Rojo

K-02 -- Anverso: ficha valor $20.00, Serie “de la herradura” atribuida al Jockey Club. -- Morado

K-02r -- Reverso: ficha valor $20.00, Serie “de la herradura” atribuida al Jockey Club. -- Morado

K-03 -- Anverso: ficha valor $100.00, Serie “de la herradura” atribuida al Jockey Club. -- Amarillo

K-03r -- Reverso: ficha valor $100.00, Serie “de la herradura” atribuida al Jockey Club. -- Amarillo

    

L-01 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor, Serie “Jockey Club”. -- Crema

L-02 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor, Serie “Jockey Club”. -- Amarillo

L-03 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor, Serie “Jockey Club”. -- Rojo

L-04 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor, Serie “Jockey Club”. -- Negro

L-05 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor, Serie “Jockey Club”. -- Azul

L-06 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor, Serie “Jockey Club”. -- Carmelita

    

M-01 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor, Serie “Imagen caballo y herradura”. -- Crema

M-02 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor, Serie “Imagen caballo y herradura”. -- Amarillo

M-03 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor, Serie “Imagen caballo y herradura”. -- Rojo

M-04 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor, Serie “Imagen caballo y herradura”. -- Azul

M-05 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor, Serie “Imagen caballo y herradura”. -- Verde

    

N-01 -- Anverso ficha de metal: Propiedad Co. Operadora del hipódromo Oriental Park.  

N-01r -- Reverso ficha de metal: Propiedad Co. Operadora del hipódromo Oriental Park. 

 

O-01 -- Anverso ficha de metal: Propiedad de la Havana Greyhound Kennel Club S.A.  

O-01r -- Reverso ficha de metal: Propiedad de la Havana Greyhound Kennel Club S.A.  

O-06 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor, Serie “Imagen de un perro”. -- Crema

O-07 -- Anverso ídem reverso: ficha sin valor, Serie “Imagen de un perro”. -- Rojo

    

Imagenes varias:
 

P-01 -- Frontón y Casino Habana Madrid – propaganda en Guía Social de la Habana 1959   

P-02 -- Habana Madrid – propaganda por Riverón.   

P-11 -- Destrucción del Casino Habana Madrid – en periódico “Avance” del 8 de Enero de 1959  

P-12 -- Destrucción de garito en Belascoain y Estrella – en “El Crisol” de 5 de Enero de 1959  

P-13 -- Artistas del Habana Madrid – en revista Show de Enero de 1958  

P-14 -- Empleados del Habana Madrid – en “Diario de la Marina” del 21 de Enero de 1959  

    

Q-01 -- Destrucción del Casino del Frontón Jai-Alai – en “Diario de la Marina” del 5 de Enero de 1959  

Q-02 -- Frontón Jay Alai – tarjeta postal  

Q-03 -- Juego de Jai-Alai a inicios de siglo – tarjeta postal  

Q-04 -- Frontón Jai-Alai, Habana – tarjeta postal  

    

R-01 -- El Jockey Club. Comida, baile, ruleta. – tarjeta de propaganda  

R-02 -- The Wheel of Fortune at Oriental Park   

R-03 -- Oriental Park – Temporada de 1947-1948  

R-04 -- El Jockey Club en el Oriental Park, 1928  

R-05 -- Artículo sobre el Oriental Park y el Jockey Club en 1942.   

R-06 -- Propaganda sobre el Oriental Park en revista Smart de Febrero de 1936.  

R-07 -- El Hipódromo Oriental Park – en revista Gente de Junio 7 de 1953.  

R-09 -- Vistas del Jockey Club – en Libro de Cuba de 1953.  

R-10 -- El Jockey Club y su salón de juegos – en Libro de Cuba de 1953.  

    

S-01 -- Indalecio “el Neno” Pertierra  en 1943 – foto tipo busto  

S-02 -- Indalecio Pertierra en 1945 – foto de perfil  

S-03 -- Indalecio Pertierra – foto   

S-04 -- Dr. Julio Pertierra en las carreras - foto  

S-05 --  Indalecio Pertierra, Julio Pertierra y otros en el Hipódromo - foto.  

S-06 -- Efren Pertierra (el tercero de los hermanos) en el Hipódromo - foto  

S-07 -- Grupo de personajes donde aparece Neno Pertierra y otros en el Hipódromo – foto   

S-11 -- John McEntee Bowman en las carreras - foto  

S-12 -- El presidente de la Republica en el Jockey Club - foto  

S-13 -- Directiva del Jockey Club en 1915.  

S-14 -- Carlos Skarbrevick en la carreras - foto   

S-17 -- Una vista del  Hipódromo y el Jockey Club - foto  

    

T-01 -- El Oriental Park en sus primeros tiempos – tarjeta postal  

T-02 -- The Oriental Park Race Track – “Derby Day”– tarjeta postal  

T-03 -- The Oriental Park Race Track – “At the Judge’s Stand”– tarjeta postal  

T-04 -- Hipódromo Oriental Park. Grandstand – tarjeta postal  

T-05 -- Race Track. Havana. Cuba – tarjeta postal  

T-06 -- Hipódromo Oriental. Tribunas y Jockey club. – tarjeta postal   

T-07 -- Jockey Club. Havana. Cuba – tarjeta postal  

T-08 -- Entrada del Jockey Club – tarjeta postal  

T-09 -- Habana. Hipódromo Oriental. Tribunas – tarjeta postal  

T-10  -- The Race Track at Oriental Park. Havana. Cuba – tarjeta postal  

T-11 -- Habana. Hipódromo. Carreras de Caballos – tarjeta postal  

T-12 -- Habana. Salidas de las Carreras de Caballos – tarjeta postal  

T-13 -- Oriental Race Track, Havana, Cuba – tarjeta postal  

T-14 -- Race Track. Havana. Cuba – tarjeta postal  

T-15  -- Race Track. Havana. Cuba – tarjeta postal  

T-16 -- Race Track. Havana. Cuba – tarjeta postal  

T-17 -- Race Track at Marianao – tarjeta postal  

T-18 -- Habana. Carreras de Caballos – tarjeta postal  

    

X-01 -- Pines de solapa – Jai-Alai Casino  y Oriental Park.