LAS TARJETAS POSTALES CUBANAS

Descripción
Galería


Aunque conocidas desde décadas atrás fue en los primeros años del siglo pasado que la emisión y uso de las tarjetas postales alcanzó un auge impresionante. En un periodo en que no existían los medios de comunicación actuales estas se convirtieron en el soporte idóneo para hacer llegar a los ojos del ciudadano común las características y costumbres de otros países en un mundo por entonces poco conocido. Ayudadas por su bajo costo y la posibilidad que ofrecían de saludar o escribir cortos mensajes a seres lejanos de una forma rápida y segura pronto fueron vendidas y enviadas por millones contribuyendo al desarrollo de las nacientes industrias editorial y turística. A la vez devinieron en medio ideal de expresión para muchos de los mejores artistas del momento, interviniendo en su confección cientos de profesionales de todo tipo como fotógrafos, pintores, dibujantes, diseñadores, litógrafos, impresores, etc.

Así no es arriesgado afirmar que fue la tarjeta postal en su época dorada un medio determinante en la universalización de la expresión grafica al hacer llegar por primera vez la obra de múltiples géneros de artistas al gran público.

En cuanto al enfoque digital que recibirá esta temática en nuestro sitio podemos decir que cuando aquellos avezados creadores concibieron sus infinitas series de postales, trasladando al papel sus pequeñas obras para hacerlas llegar a millones de personas alrededor del mundo, no imaginaron lo ideales que resultarían para ser contempladas a toda pantalla cien años después gracias al desarrollo de la computación y la red de redes.

Tal vez por su situación geográfica, o por la coincidencia de que Cuba se constituyera como republica en el año 1902, coincidiendo con el inicio de la época de oro de las tarjetas postales, se emitieron aquí  variadas y extensas series que constituyen hoy en día un verdadero tesoro tanto para los coleccionistas como para los interesados en la historia y cultura del país.

Para ayudar a nuestros visitantes a entender mejor todo lo relativo al mundo de la tarjeta postal y sus manifestaciones en Cuba expondremos a continuación con más detalle algunos aspectos de interés:


Las tarjetas postales, sus orígenes……

Aunque la idea de estampar grabados en forma de cartas abiertas data del siglo XVII, se admite que fue en Austria, en 1869, donde por primera vez una Dirección de Correos reconoció la validez de las tarjetas postales con el sello impreso favoreciéndolas con un franqueo menor que el de las cartas lo cual les proporcionó una rápida aceptación que hizo se vendieran mas de un millón en su primer mes de existencia. Tenían forma rectangular, con una dimensión aproximada de 12 por 8.5 centímetros, con un anverso en cuya parte superior derecha incluían un sello impreso de dos coronas con la esfinge del emperador y en el centro la inscripción “Correspondez-Karte” bajo la cual se ve el escudo de armas imperial austro-húngaro.
 

En realidad estas primeras piezas no presentaban ilustración alguna, siendo conocidas entre los coleccionistas como “enteros postales” por su característica de contener en una sola pieza sello, mensaje y dirección y no necesitar envoltura. Su éxito se basó en la simplificación que introdujeron y en su bajo costo.

Pronto muchos países siguieron este ejemplo, imprimiendo diversos tipos de “enteros”, acompañados siempre de sus correspondientes sellos impresos según el franqueo usado por las diferentes administraciones.

Sin embargo el salto hacia la tarjeta ilustrada se produce cuando se autoriza la impresión privada de un tipo de pieza parecida, que aunque necesitaba de un sello adherido para el franqueo permitía la incorporación de algún tipo de imagen. Se considera a la tipografía Schwartz de Oldemburg, en Alemania, como  la pionera de este nuevo género. Hoteles, balnearios, monumentos, pabellones y detalles de las ferias mundiales, fueron los primeros motivos que aparecieron en las pequeñas cartulinas que se estandarizaron a un tamaño de 14 por 9 centímetros y se popularizaron rápidamente al estar beneficiadas por reducidas tarifas y gozar de las mismas ventajas de sus antecesores los enteros postales (rapidez, bajo costo y las posibilidades de intercambio de información que ofrecían en una época en que el desarrollo de los medios de comunicación era incipiente).

A partir de ese momento el auge de la tarjeta postal fue en aumento hasta la llegada de los primeros años del siglo pasado que marcaron la época dorada de la actividad que se diversificó impulsada por una floreciente industria editorial abarcando, además de los temas iniciales de vistas y paisajes, otros como los sucesos históricos y deportivos, la propaganda comercial, la reproducción de imágenes de hermosas modelos, de personajes famosos del canto y la escena, etc. También se distinguieron las series con composiciones artísticas basadas en infinitos motivos y hechos conocidas como postales de autor. Fue esta una etapa en  que el uso de avanzadas técnicas de impresión de la mano de importantes creadores produjo piezas irrepetibles que constituyen hoy día un tesoro para los coleccionistas.

Este floreciente panorama se mantuvo hasta la llegada de la primera guerra mundial que además de acarrear dificultades con el intercambio de correspondencia hizo que las grandes casas impresoras radicadas sobre todo en Alemania y otros países europeos desaparecieran afectando la industria del ramo que a partir de ese momento aunque siguió existiendo no recuperó jamás su antiguo esplendor. Factores como el brusco avance de las técnicas de comunicación en un siglo que se caracterizó por un desarrollo impetuoso, los graduales cambios en los gustos de la población que tenía una forma mas rápida y practica de vivir, etc.,  hicieron que el interés hacia las tarjetas postales disminuyera quedando estas más bien como medio para felicitar a los seres queridos en días significativos del año o como recuerdos de los sitos turísticos visitados. Ya no eran tan necesarias para comunicarse o conocer otros países y sus costumbres porque la llegada del teléfono, el cine, la televisión y las revistas profusamente ilustradas cumplían esa función. Además, lo más significativo, es que ya por la década del cuarenta la llegada de nuevos métodos de impresión mecánica y de técnicas más económicas en su producción perjudicó su calidad haciéndoles perder aquel encanto y halito creativo que las distinguió hasta entonces.

 

El Coleccionismo de las tarjetas postales…la influencia de Internet…

Conocida como “Cartofilia”,  la afición a coleccionar las tarjetas postales, que surgió prácticamente desde su propio nacimiento con la aparición de clubes y casas de intercambio y compra-venta en casi todos los países del mundo, se revitalizó durante los años setenta del siglo pasado y se ha mantenido en ritmo ascendente durante las ultimas décadas.

Aunque hoy día sus nietas no se producen con la misma calidad o cantidad,  las tarjetas postales antiguas son coleccionadas con denuedo por miles de personas alrededor del mundo atraídas por los recuerdos, los testimonios y el arte que estas encierran

En los últimos años los rápidos avances de Internet han posibilitado el surgimiento de las llamadas E-cards (postales electrónicas) que se ofrecen en múltiples sitios de la red y que ayudadas por modernos medios audiovisuales y las ventajas de su inmediatez y gratuidad son enviadas por millones a sus visitantes.

Sin embargo el mayor aporte de Internet al campo de la tarjeta postal han sido las grandes posibilidades de venta e intercambio que la red ha ofrecido, haciendo que millones de piezas que anteriormente se añejaban en viejos álbumes o en stocks de tiendas aisladas lleguen a manos de los verdaderos interesados aunque se encuentren en los lugares más apartados del planeta. O sea, se ha producido una globalización de la actividad en bien de comerciantes y coleccionistas. Ahora, por ejemplo, postales con vistas de ciudades de poca importancia (que anteriormente no eran fáciles ni de vender ni de localizar) adquieren altos precios al ser ofrecidas en subastas “on line”  que las hacen llegar a todos los posibles interesados al unísono.

 

Identificación de los tipos de tarjetas postales de acuerdo a la época en que se emitieron:

Aunque como explicamos anteriormente las tarjetas postales surgen inicialmente en Europa, para analizar sus manifestaciones y presencia en Cuba tendremos que dirigir nuestra atención en gran parte hacia el desarrollo de la actividad en Estados Unidos, país cuyas casas editoriales produjeron un gran por ciento de las piezas de la colección cubana y que ejerció gran influencia en los editores del patio.

Tipo 1 … Las pioneras: 1889 a 1898

Cuba no existía como republica cuando se  comenzaron a imprimir. Mostraban preferentemente imágenes de las Exposiciones Universales, sitios turísticos y vistas de ciudades y sus edificios, parques, calles, etc. En su diseño incluían varias vistas a la vez  que dejaban un espacio para escribir el mensaje y que eran dibujos hechos a partir de fotografías. Su impresión era litográfica y en colores la mayoría de las veces aunque también se usaron otros procedimientos como la fototipia y el fotograbado. La denominación de Tarjeta Postal en el idioma del país emisor en la parte trasera las identificaba como tales además de un espacio que enmarcaban para poner el sello.

En Cuba se encuentran muchas  enviadas desde Norteamérica que tienen escrito en el reverso “Souvenir Card” o “Mail Card” y un espacio para el franqueo que en esos tiempos era de 2 centavos hacia el extranjero.


De esta época son muy pocas las piezas que se conocen con motivos cubanos debido a la situación que atravesaba la isla por esos tiempos, en guerra contra la dominación española.
 

Tipo 2 … era de las postales privadas (Private Mailing Cards): 1898 – 1901.

Surgen cuando en Mayo de 1898 le dieron permiso a impresores privados para producir y vender tarjetas postales. Todas dicen por detrás “Prívate Mailing Card”. Fueron piezas muy variadas pues las fabricaron muchas casas aisladas con criterios y diseños muy diferentes entre si.

Se caracterizan por ser mas estrechas que las otras  (14 por 8 centímetros) y porque en ese periodo el franqueo fue disminuido a 1 centavo.

En Cuba coincidió esta era con la Intervención Americana por lo que se emitieron varias series patrocinadas por entidades de dicho país, con diferentes especificaciones en el reverso tanto en ingles como en español pero siempre con el rotulo de “Prívate Mailing Card” y la indicación de la autorización por parte del gobierno.

 


Tipo 3 …Era del “reverso no dividido”: 1901 – 1907

A partir de Diciembre de 1901 se comenzó a usar la inscripción ‘Post Card” en el reverso. Fue una etapa en que se hicieron hermosas piezas pues comenzó a priorizarse la imagen que ocupaba más espacio aunque todavía se mantenía la prohibición de escribir el mensaje en el reverso por lo que aparecen muchas con el mensaje escrito sobre ella.

La mayoría de las piezas, editadas por casas norteamericanas o cubanas, fueron impresas en casas europeas (sobre todo alemanas) que abrieron múltiples representaciones en ambos países. Todas llevan en su reverso, a veces en varios idiomas,  la inscripción “Unión Postal Universal”, organismo internacional que reglamentó su envío y distribución a partir de ese momento. Como coincidieron con el surgimiento de Cuba como republica la mayoría de las impresas en el país ostentan el antiguo escudo nacional en diferentes sitios y tamaños.

Tipo 4 …Era del “reverso dividido”: 1907 – 1915

Desde al año 1905 en Inglaterra se comenzó a usar esta variante que trajo considerables ventajas. Sin embargo en Estados Unidos y Cuba demoró un tiempo comenzando a inicios de 1907. El reverso dividido hizo posible escribir ambas cosas, la dirección y el mensaje en el dorso y mantener intacta la imagen. Esto contribuyó en gran medida a desarrollar un gran boom coleccionista. Ahora la imagen llenaba toda la postal sin bordes exteriores ni espacios en blanco para el mensaje.  Este fue el verdadero momento de esplendor de la llamada “época dorada” de las postales que se convirtieron en una verdadera adicción de las mayorías y que como explicamos anteriormente terminó cuando el comienzo de la Primera Guerra Mundial perjudicó los envíos postales e hizo que los casas europeas, fundamentalmente las alemanas, cesaran en su trabajo  y con ello disminuyera la cantidad y calidad de las ediciones.

Tipo 5 …Era del “borde blanco” : 1915 – 1930

Es la época en que comienzan a verse muchas impresiones de menor calidad hechas en Estados Unidos con materiales inferiores por un personal de poca experiencia en el ramo y que se conocen fácilmente por el borde blanco alrededor de la imagen introducido con el fin de ahorrar tinta y hacer mas baratas las tiradas.. Fue este un producto de los efectos de la guerra y el inicio del declive de la calidad en sus emisiones.

Tipo 6 …Era de la “Postales de Hilo”: 1930 – 1945

Exclusivas de las casas impresoras  norteamericanas se usó entonces un tipo de papel de gran calidad, con un alto contenido de fibra, que tenía como hilos en su textura y que permitía que la manipulación en el correo no dañara las tarjetas. También las tintas usadas fueron mejores en cuanto a los tonos que eran más brillantes y variados. Sus emisiones fueron numerosas al ser mas baratas de fabricar y por lo general abundan en el mercado coleccionista.

De nuevo se dio el caso de que la guerra afectara a la industria, en este caso la Segunda Guerra Mundial, haciendo que mucho personal y medios del ramo se desviaran para suplir sus necesidades.

Tipo 7 …Era Foto-cromática: 1940 en adelante.

Fue la era en que se usó una técnica completamente diferente que permito la obtención de imágenes con una gran variedad de tonos que reflejaban exactamente la realidad y que  se caracterizaban por el brillo que cubría su superficie. En realidad eran fotos reales pero en colores que se obtenían directamente y que además gozaban de la ventaja de su bajo costo de producción gracias a los avances de la fotografía. Su inicio fue lento debido a los efectos de la guerra pero ya a inicios de la década del cincuenta su avance fue arrollador dejando atrás todos los tipos anteriores.

Aunque hermosas y llamativas, este tipo de postales no provocan mucho interés entre determinados coleccionistas, tal vez porque las imágenes que muestran son más recientes y fáciles de obtener o porque perdieron el halito de antigüedad y el toque de creatividad que distinguía a sus antecesoras.


Otros tipos de postales dependiendo de sus características…:

Postales “fotográficas”: 1900 en adelante

Surgieron tan pronto aparecieron los primeros tipos de fotografías sobre papel grueso (hasta ese momento existieron las fotos sobre papel fino que se montaba sobre un soporte de cartón: fotos tipo Cabinet, Cartes de Visite,  etc ). Son muy difíciles de ubicar en el tiempo, a menos que tengan un pie de foto con el nombre del fotógrafo y la fecha, por lo que generalmente hay que guiarse para ello por el motivo que muestran.

Un problema es que este tipo de postal fotográfica es difícil de distinguir a veces de las impresas por lo que deben ser observadas con un fuerte aumento buscando una superficie lisa, con el brillo del nitrato de plata y sin los puntos que caracterizan a estas últimas.   

En el caso de las que reflejan vistas, hechos históricos, accidentes, etc. son muy buscadas por los coleccionistas pues lógicamente sus emisiones son escasas y a veces únicas, y además muestran imágenes totalmente reales y sin alteraciones. Sin duda son piezas de un gran valor documental al reflejar los más pequeños detalles y permitir obtener reproducciones de grandes dimensiones cuando se tratan digitalmente. También son muy cotizadas las tomadas por fotógrafos importantes. En realidad no son más que fotos, con un formato del tamaño de la tarjeta postal, que se imprimían con tiradas muy limitadas. En el caso de piezas valiosas hay que tener cuidado no vayan a ser una reproducción de las originales (una foto de foto) o una impresión moderna de alguien que llego a obtener el negativo original.

En el reverso muestran generalmente el nombre del fabricante del papel o proceso de impresión: Azo fue el mas usado junto a otros como Velox,  Kodak, Ekc, Cyko, etc.(por lo general cada marca de las anteriores se puede ubicar en un periodo determinado en el tiempo). Además la inscripción  Post Card y el marco para el sello no deben faltar.

Es interesante el caso de la Kodak, que a finales de la primera década produjo varios tipos de cámaras exclusivas para obtener este tipo de foto-postales (incluso una revolucionaria cámara de bolsillo) las cuales usaban negativos ajustados al tamaño de la postal (que permitían por tanto la obtención de imágenes con gran detalle) y que incluso contenían una pequeña ventanita en la parte trasera que al ser levantada permitía al fotógrafo escribir una descripción con un pequeño puntero de metal. Esa es la razón por la que a veces encontramos piezas con escritos irregulares que aunque poco profesionales son un indicio de su exclusividad.

En Cuba se hicieron en mayor o menor grado con vistas de todas las ciudades del país y en algunos casos son las que las salvan del olvido como es el caso de Pinar del Rió donde por su poco desarrollo solo se hizo una corta serie impresa en 1902 y todos los otros testimonios que hemos conseguido son fotográficos.

Una variante de este tipo son las llamadas por los coleccionistas “postales románticas” que tuvieron gran auge en Francia alrededor de los años veinte, donde se llegaron a emitir alrededor de 200 millones de postales por año. Editadas por estudios habilitados al efecto con singulares decoraciones, nos muestran imágenes de mujeres, parejas y niños en miles de poses y atuendos diferentes. Se distinguen fácilmente por el brillo y los colores intensos que les daba el proceso de reproducción fotográfico usado. En Cuba se distribuyeron ampliamente en los comercios y fueron las preferidas por el gran público para enviar saludos y mensajes de amor o familiares. Son tan abundantes en el mercado actual  y tan repetitivos sus motivos que son muy poco cotizadas salvo excepciones que muestren temáticas excepcionales como desnudos, negros, deportes, etc.

También por su importancia en Cuba se debe mencionar aquí la existencia de las llamadas “postalitas” de propaganda comercial que usando el mismo procedimiento se produjeron por millones para llenar álbumes de variados tipos. Sobre todos las fabricas de tabaco las usaron con profusión y aunque son de formato mas pequeño son muy parecidas a sus hermanas mayores por su forma y contenido. Sobre todo las relativas al mundo del beisbol alcanzan precios impresionantes. Tan amplio fue el espectro abarcado y tan amplia su producción que este genero merece una sección aparte que en el futuro incluiremos en nuestro sitio.


Postales de Autor:

En ellas siempre interviene un trabajo de creación o diseño por parte de un autor determinado que bien puede ser un pintor, un dibujante, un caricaturista, etc. Siempre parten de un original que posteriormente se reproduce por algún medio de impresión en forma de tarjeta postal. Generalmente muestran la firma del autor en alguna parte y pueden llegar a ser muy valiosas dependiendo de la importancia de este. Incluso grandes pintores como Utrillo, Toulouse Lautrec, Casas, etc., llegaron a concebir y dibujar diversas series de postales en su época.

En Cuba no se imprimió mucho este tipo de pieza, a veces hemos visto algunas copias de series europeas hechas por las litográficas del país. Sin embargo si fueron abundantes en extremo las extranjeras de la mejor calidad al existir varias casas distribuidoras en la capital. También aparecen muchas porque fueron enviadas desde el exterior como correspondencia entre allegados o intercambios entre coleccionistas.

De ellas hay dos tipos fundamentales:

Postales Art Nouveau: 1898 – 1910

Se inscriben dentro de un movimiento de las artes decorativas que comenzó a finales del 19 en Europa (sobre todo en Viena y en Francia con los diseñadores de carteles) y que se caracterizó por el uso de colores tenues, motivos complicados, líneas caprichosas y adornos abundantes y la presencia de la mujer como tema central en la mayoría de sus composiciones.

Sus mayores exponentes fueron los grandes diseñadores Alphonse Mucha y Raphael Kirchner. Sobre todo de este ultimo se encuentran muchas piezas en Cuba, tanto circuladas desde el exterior como vendidas por casas distribuidoras nacionales, las cuales tienen generalmente la desventaja de estar escritas por delante y en mal estado debido a la manipulación en el correo.

Postales Art Deco: 1910 – 1930

Corresponden a la etapa en que apareció dicho movimiento cuando el art nouveau comenzó a decaer. Este se  caracterizó formalmente por todo lo contrario a su predecesor: fuertes colores, trazos rectos y extendidos, figuras alargadas y su atención a los temas del pasado griego y egipcio. Estas no fueron  abundantes en Cuba debido a que su producción no fue muy extensa y estaba más bien dirigida a una elite.


Las tarjetas postales y su presencia en Cuba…

En Cuba como país colonial y sacudido por una guerra de independencia durante la etapa del surgimiento de las tarjetas postales, estas no se conocieron  (salvo algunas muy raras emitidas por la parte española y que hoy son verdaderas piezas de museo) hasta los años de la Intervención Norteamericana que comenzó en 1898 y duró hasta 1902. En ese periodo su producción estuvo regida por  las reglas establecidas en Estados Unidos para la actividad. Posteriormente con el advenimiento de la Republica se produjo un auge significativo en su  producción que contó con varias impresiones por parte de editoriales cubanas aunque en su mayoría se mantuvo ligada a los intereses norteamericanos al ser ellos los que emitieron muchas de las series destinadas a un mercado cuyo principal consumidor eran los propios turistas y ciudadanos de su país.

Aquí,  como en la mayoría de los países pequeños no existieron talleres litográficos con la suficiente técnica para emitir postales a color de calidad. Estas más bien se localizaban en Europa, sobre todo en Alemania. Sin embargo si existieron aquí firmas que encargaron dichos trabajos a las mejores casas del mundo usando el método convencional de enviarle las fotos correspondientes de los sitios seleccionados acompañadas de los datos necesarios para su ulterior impresión.

Es interesante el hecho de que a pesar de no ser la Habana una de las ciudades mayores de Latinoamérica fue, sin dudas, a la que más postales le fueron dedicadas. Su estratégica posición, además de su popularidad entre los cercanos vecinos del norte que casi la veían como una parte pintoresca y tropical de su territorio y que soñaban con visitarla en su mayoría, contribuyó a ello. El emblemático Castillo del Morro, el Paseo del Prado, el Malecón, y diversos sitios y edificaciones de interés fueron recreados desde cientos de ángulos haciéndolos conocidos en el mundo entero gracias a ellas.

Un detalle interesante es que en varias ciudades del interior del país existieron varias imprentas y librerías que imprimieron por cuenta propia series de postales en blanco y negro que aunque no son de la mejor calidad constituyen testimonios únicos de nuestro pasado. A estar dirigidas al consumidor local a veces estas series son mucho más raras y variadas que las grandes series a color las cuales hacían tiradas muy repetitivas de las mismas vistas al interesarse más bien por la venta a los turistas.


El coleccionismo de las tarjetas postales en Cuba…

Veamos a continuación las principales fuentes de suministro para el interesado en este género en Cuba:

- Aunque en el país no existieron los típicos clubes o asociaciones dedicados al hobby de coleccionar tarjetas postales que abundaron en el resto del orbe si existieron desde inicios del siglo pasado muchas personas que gustaron de intercambiar postales con ciudadanos de otros países conformando de esa forma grandes colecciones que resultan en extremo interesantes tanto por las vistas que exhiben como por los franqueos que contienen.

- También los típicos álbumes de postales que la mayoría de las familias de abolengo guardan como recuerdo (gracias a la extendida  afición de las jovencitas de la época a coleccionar firmas de personajes importantes que se asentaban sobre el anverso de tarjetas que recibían de vuelta por correo) constituyen una importante fuente de suministro para el coleccionista.

- Por ultimo tienen gran peso en este aspecto las pertenencias de muchas personas de edad que bien como recuerdo o como curiosidad han guardado durante décadas grandes lotes de tarjetas postales de la más diversa índole.

En cuanto a la forma de obtenerlas el coleccionista del patio por lo general asiste a  los clubes numismáticos y filatélicos que es donde estas se comercian tradicionalmente pues todavía no se ha creado una asociación específica que reúna a los coleccionistas del género.

Estos factores (abundancia de piezas y falta de una cultura coleccionista) han contribuido a que durante décadas Cuba haya sido un paraíso para los comerciantes foráneos que la visitan buscando lotes que se obtienen a muy bajos precios debido al desconocimiento que existe respecto a su valor real en el mercado.

Sin embargo como explicamos anteriormente el rápido desarrollo de Internet y los cientos de sitios de venta que han surgido han ido modificando la percepción del ciudadano del patio respecto a este interesante género que cada día cuenta con más aficionados y con mayor información.

 

Los principales emisores de tarjetas postales cubanas…

A continuación incluimos un listado de las principales casas emisoras de tarjetas postales en la Cuba republicana. Este lo hemos conformado revisando las piezas de nuestra colección.

La Moderna Poesia. Obispo 133-135

“Swan Havana”

C. Jordi. Havana, Cuba, Made in USA.

C. Jordi. Obispo 106,  Havana,

Camino, Josefina No. 28 Fotografica

Casa Morris, Habana, Cuba.

Colección Mateos. Fotografica

Diamond News Co. Havana

Ed. Viena. Obispo 75 Fotografica.

Edicion Jordi.

Harris Bros. Co. Havana

Harris Bros. Co. Havana. Made in USA.

J. Charavay, Obispo 131

Jordi. Amargura 72. Habana. Fotografica

Mario L. Guardiola, Obrapia 511. Made in USA.

R. Corral. Obispo 75 . Fotografica

Roberts & Co., made by E.C. Corp. Co.

Roberts Tobacco Co. Printed in USA.

Ruiz y Ca. “La Universal”, Obispo 34, Habana

The Rotograph Co. N. Y. (Germany)

Wilson’s Obispo 41 y 43. Habana.

Wilson’s Obispo 52, Habana.


Nuestras paginas…

Siguiendo la tónica de nuestro sitio pretendemos abarcar en esta sección la historia grafica del país, fundamentalmente en su época republicana, ayudados en este caso por las bondades de la tarjeta postal.

Como una ayuda para quienes estén organizando sus colecciones sobre esta temática y a la vez como una guía sobre las páginas que podrá ver en esta sección, le mostramos a continuación los diferentes capítulos en que hemos organizado la colección cubana.

Sobre la ciudad de la Habana veremos las siguientes páginas: (13)

Las Calles de la Ciudad.

El Paseo del Prado.

El Malecón de la Habana.

Parques y Plazas de la Ciudad.

El Parque Central de la Habana.

La Plaza de Armas.

El Puerto y la Bahía de la Habana.

Hoteles de la Época Republicana.

Grandes Edificios

Sitios de Interés de la ciudad.

Iglesias y Fortalezas

Centros de Diversión

Sociedades y Clubes Habaneros.

 

En cuanto a las ciudades del interior del país de acuerdo a la antigua división político- administrativa que rigió en la época republicana y a la cantidad e importancia de las emisiones que sobre ellas existieron hemos llegado a la siguiente división: (12)

Provincia de Pinar del Río.(capital provincial, Viñales, Artemisa, etc)

Isla de Pinos.

Provincia de la Habana. (Guines, Bejucal, etc.)

La Ciudad de Matanzas.

Cárdenas, Varadero y otras ciudades de la provincia de Matanzas.

Provincia de las Villas. (Santa Clara, Sagua, Caibarien, etc.)

Cienfuegos.

La Ciudad de Camagüey.

Provincia de Camagüey. (Ciego de Ávila, La Gloria, Morón, Nuevitas, etc.)

Ciudad de Santiago de Cuba.

Guantánamo y Caimanera. La Base Naval.

Provincia de Oriente.(las ciudades restantes como Gibara, Manzanillo, etc)

 

Ya referidas a temas generales que abarcan todo el país están: (20)

Costumbres y Escenas Típicas.

Paisajes Cubanos.

La Industria Azucarera

La Industria Tabacalera

La Política de la época Republicana

Retratos de Personajes Ilustres.

Hechos Históricos

Los Símbolos Nacionales

Las Postales de Periódicos

La Arquitectura en Cuba

Monumentos

El Maine

Barcos

Aviación

Caricaturas. Los trabajos de Massaguer

Uniformes Militares

Artistas de la Radio y la Televisión

Músicos cubanos

Las postales de propaganda comercial

El Teatro.

"LAS CALLES DE LA CIUDAD DE LA HABANA"

Ver

Las Calles Habaneras

"LAS TARJETAS POSTALES DEL PASEO DEL PRADO"

Ver

El Paseo del Prado

"EL MALECON DE LA HABANA A TRAVES DE LAS TARJETAS POSTALES"

Ver

El Malecón

"PARQUES Y PLAZAS DE CIUDAD DE LA HABANA"

Ver

Parques y Plazas

"LA PLAZA DE ARMAS DE LA CIUDAD DE LA HABANA"

Ver

La Plaza de Armas

"EL PARQUE CENTRAL DE LA HABANA"

Ver

El Parque Central

"LA BAHIA Y EL PUERTO DE LA HABANA"

Ver

La Bahía y el Puerto

"LAS FORTIFICACIONES HABANERAS"

Ver

Fortificaciones

"LOS HOTELES HABANEROS A TRAVES DE LAS TARJETAS POSTALES"

Ver

Hoteles Habaneros

"GRANDES EDIFICIOS HABANEROS EN LAS PRIMERAS DECADAS DEL SIGLO PASADO"

Ver

Grandes Edificios Habaneros

"CENTROS DE DIVERSION HABANEROS RECREADOS POR LAS TARJETAS POSTALES"

Ver

Centros de Diversión Habaneros

"VIEJAS POSTALES RELATIVAS AL RIO Y EL CEMENTERIO HABANEROS"

Ver

El Río y el Cementerio

"ANTIGUOS CENTROS DOCENTES HABANEROS REFLEJADOS POR LAS TARJETAS POSTALES"

Ver

Centros Docentes Habaneros

"LOS MONUMENTOS HABANEROS REFLEJADOS POR LAS TARJETAS POSTALES"

Ver

Monumentos

"LAS IGLESIAS HABANERAS"

Ver

Iglesias Habaneras

"LA PLAYA DE MARIANAO Y LOS GRANDES CLUBES QUE EXISTIERON EN LA ZONA"

Ver

La Playa de Marianao y sus Clubes

"VIEJAS TARJETAS POSTALES DEDICADAS A ISLA DE PINOS"

Ver

Isla de Pinos

"EL PASADO DE PINAR DEL RÍO A TRAVES DE LAS TARJETAS POSTALES "

Ver

Pinar del Río

"ANTIGUAS TARJETAS POSTALES DE LA CIUDAD DE MATANZAS"

Ver

Matanzas

"ANTIGUAS TARJETAS POSTALES DE LA CIUDAD DE CÁRDENAS"

Ver

Cárdenas

"VIEJAS TARJETAS POSTALES DEDICADAS A VARADERO"

Ver

Varadero

"ANTIGUAS TARJETAS POSTALES DE SANTA CLARA"

Ver

Santa Clara

"VIEJAS TARJETAS POSTELES DEDICADAS A SAGUA LA GRANDE"

Ver

Sagua la Grande

"LAS ANTIGUAS TARJETAS POSTALES DEDICADAS A CIENFUEGOS"

Ver

Cienfuegos

"VIEJAS TARJETAS POSTALES DE SANCTI SPIRITUS Y TRINIDAD"

Ver

Sancti Spíritus y Trinidad

"VIEJAS TARJETAS POSTALES DEDICADAS A LOS PUEBLOS Y CIUDADES DE LA PROVINCIA DE CAMAGÜEY"

Ver

Otras Ciudades Camagüeyanas

"ANTIGUAS TARJETAS POSTALES SOBRE HOLGUIN Y OTRAS CIUDADES DEL NORTE ORIENTAL"

Ver

Holguín

"VIEJAS TARJETAS POSTALES SOBRE LA CIUDAD DE SANTIAGO DE CUBA"

Ver

santiago de Cuba

"VIEJAS TARJETAS POSTALES DE LA CIUDAD DE CAMAGÜEY"

Ver

Camagüey

"ANTIGUAS TARJETAS POSTALES DE LAS CIUDADES DEL SUROESTE ORIENTAL: MANZANILLO, BAYAMO Y OTRAS"

Ver

Bayamo y Manzanillo

"LAS TARJETAS POSTALES DE GUANTANAMO Y BARACOA"

Ver

Guantánamo y Baracoa

"ESCENAS TIPICAS Y COSTUMBRES CUBANAS"

Ver

Escenas, Costumbres

"LAS TARJETAS POSTALES SOBRE LA VISITA DEL NAUTILUS"

Ver

El Nautilus

"LAS TARJETAS POSTALES EMITIDAS POR LAS PUBLICACIONES PERIODICAS CUBANAS"

Ver

Publicaciones Períodicas

"EL MAINE EN LAS TARJETAS POSTALES CUBANAS"

Ver

El Maine

"LA INDUSTRIA AZUCARERA A TRAVES DE LA TARJETA POSTAL"

Ver

La Industria Azucarera

"LA TEMATICA DEL TABACO A TRAVES DE LA TARJETA POSTAL"

Ver

La Industria Tabacalera

"TARJETAS POSTALES CON LOS SIMBOLOS NACIONALES CUBANOS"

Ver

Símbolos Nacionales

"TARJETAS POSTALES EMITIDAS COMO PROPAGANDA POLITICA EN LA ERA REPUBLICANA"

Ver

La Política Republicana

"RETRATOS DE LOS PERSONAJES ILUSTRES CUBANOS"

Ver

Retratos de Personajes Ilustres

"LAS CARICATURAS DE MASSAGUER"

Ver

Caricaturas de Massaguer

"LAS TARJETAS EMITIDAS COMO PROPAGANDA DE ENTIDADES COMERCIALES"

Ver

Propagandas Comerciales

"VIEJAS TARJETAS POSTALES HUMORISTICAS CUBANAS"

Ver

Humorísticas

"LA AVIACION EN CUBA A TRAVES DE LAS TARJETAS POSTALES"

Ver

Aviación

"VIEJOS AUTOS EN CUBA A TRAVES DE LAS TARJETAS POSTALES"

Ver

Automovilismo

"VIEJAS POSTALES SOBRE EL TEATRO EN CUBA"

Ver

Teatro